Sudán: Anulan pena de muerte contra Noura Hussein

La joven de 19 años que fue sentenciada por matar a su esposo, con el que fue obligada a casarse cuando era niña, a los 16 años, luego de que este intentara violarla por segunda vez.

Noura Hussein fue condenada a muerte el 10 de mayo de 2018. Su esposo, Abdulrahman Mohamed Hammad, sufrió heridas morales de cuchillo durante un forcejeo en su casa después de haber intentado violarla con la ayuda de otros tres hombres. En virtud de la condena revisada, Noura Hussein pasará cinco años en prisión desde la fecha de su detención y tendrá que pagar una indemnización o “dinero de sangre” (diya) de 337.500 libras sudanesas (unos 8.400 dólares estadounidenses).

“Aunque la anulación de esta condena a muerte es una noticia excelente, debe dar pie a una revisión de la legislación que garantice que Noura Hussein es la última persona que sufre este calvario”, ha manifestado Seif Magango, director regional adjunto de Amnistía Internacional para África Oriental, el Cuerno de África y los Grandes Lagos.

“Noura Hussein fue brutalmente agredida por su esposo. La condena a cinco años de prisión por actuar en legítima defensa es un castigo desproporcionado.”

Información complementaria

Noura Hussein se halla recluida en la Prisión de Mujeres de Omdurman desde el 3 de mayo de 2017.

Tras apuñalar y matar a su esposo, Noura Hussein huyó a casa de su familia, pero su padre la entregó a la policía, que abrió una causa contra ella. En el informe de un examen médico practicado tras la pelea con Abdulrahman se indicó que ella había sufrido heridas, incluidos un mordisco y arañazos.

En el juicio, celebrado en julio de 2017, el juez aplicó una ley desfasada, que no reconocía la violación conyugal. Tras presentarse cargos contra ella con arreglo a la Ley Penal, de 1991, el 29 de abril de 2018 el Tribunal Penal Central de Omdurman declaró a Noura Hussein culpable de homicidio intencional.

Noura Hussein se casó contra su voluntad con Abdulrahman Mohamed Hammad a los 16 años. La primera parte de la ceremonia de boda incluyó la firma de un contrato matrimonial entre su padre y Abdulrahman. La segunda parte se celebró en abril de 2017, cuando, nada más terminar la educación secundaria, la obligaron a mudarse a la casa de su esposo. Como se negó a consumar el matrimonio, Abdulrahman pidió a dos de sus hermanos y a un primo que le ayudaran a violarla. La legislación sudanesa permite el matrimonio si se tienen más de 10 años de edad.

Fuente: Amnistia

 

Mostrar más

Artículos relacionados

Descartar