Loreto: Pueblos Indígenas del Morona iniciaran paro indefinido este 20 de septiembre

Exigen el retiro definitivo del Lote 64, por daños irreversibles al río y sus territorios por derrames de petróleo, tras 48 años de actividad en la zona.

La Federación de los Pueblos Indígenas de la Cuenca del Morona, Datem del Marañón, iniciarán un paro indefinido el jueves 20 de setiembre para exigir el retiro definitivo del Lote 64, por daños irreversibles causado al río y sus territorios como consecuencia de derrames de petróleo, tras 48 años de actividad en la zona. Dieron un plazo de 15 días que vence la fecha de inicio de la mencionada paralización.

Esta es una nueva medida de fuerza de pueblos indígenas. El reciente viernes 7 de setiembre iniciaron una medida de fuerza indefinida las Cinco Cuencas de los Ríos Pastaza, Chambira, Marañón, Corrientes y Tigre.

La indicada organización hizo público que los pueblos indígenas de la cuenca del río Morona tomaron una decisión firme frente a la actividad petrolera de forma irresponsable que se viene desarrollando en sus territorios por varias décadas.

Esta actividad generó impactos irreversibles, específicamente con el último derrame de petróleo en el Oleoducto Nor Peruano-ONP. “Nuestros territorios están devastados, la población se encuentra muy enferma”, señalan en un pronunciamiento dirigido a las autoridades políticas, militares, policiales, eclesiásticas, civiles y a la opinión pública.

Indicaron que el Estado peruano y la empresa petrolera no cuentan con ningún plan de acción efectiva para mitigar o contrarrestar estos graves impactos. Sin embargo, continúan expandiendo la frontera petrolífera.

Refirieron que en la cuenca del río Morona se otorgó la concesión del Lote 64 a la empresa Geopark y Petroperú respectivamente. Este lote desde sus inicios hasta la actualidad ha sido operado por varias empresas como Occidental Petroleum y Talisman.

Señalaron que después de casi 18 años de exploración y ahora cerca a la etapa de explotación, los pueblos tomaron la decisión que esta actividad debe paralizar, que el Lote 64 debe anularse y se realice el retiro de la empresa petrolera. “Es el mandato de los pueblos”, precisan.

“Exigimos al Estado peruano, que respete la decisión de los pueblos indígenas y traslade dicho mandato y ponga de conocimiento a la empresa petrolera. Los pueblos exigen la paralización total de la actividad de la empresa petrolera”, conforme se escribió en el Acta de Asamblea.

Añaden que ante dicha manifestación, ejercerán sus derechos de control y protección del territorio ancestral, tomando acciones y medidas de defensa. “No queremos más actividad petrolera, queremos vivir en paz y con dignidad. No al abuso de las empresas petroleras. No a la contaminación”.

La Federación de los Pueblos Indígenas de la Cuenca del Morona, Datem del Marañón, han presentado al gobierno central su plataforma de derecho consistente en: Contaminación por 48 años de actividad petrolera ONP-Ramal Norte y tramo I, derrame en Maruriaga.

Exigen remediación, compensación e indemnización (Petroperú), Plan de salud especial integral e Intercultural-Río Morona, para mitigar los efectos de la contaminación por derrame. Compensación del Estado en planes de inversión integral (infraestructura, agua y saneamiento, educación, agricultura y proyectos alternativos) con una visión postpetróleo.

Creación de un programa de monitoreo ambiental y vigilancia-autónoma, garantizar financiamiento porque tienen el antecedente del Lote 192 y Lote 8, con impactos irreversibles. El último derrame del 2016, en el río Morona fue muy grave, y manifiestan que hoy viven las consecuencias.

“Cómo seguir aceptando más actividad petrolera, si no trae desarrollo, no mejora la calidad de vida, además no hay beneficios para los pueblos indígenas, conforme al convenio 168 de la OIT (Organización Internacional del Trabajo). Solo estamos contaminados y abandonados por el Estado, eso es el resultado de casi medio siglo de explotación”.(Diana López M.)

Artículos relacionados