Talara: Denuncian a policías por haber desfigurado rostro a comerciante

El hecho se produjo durante una gresca, entre el comerciante y un ciudadano el último sábado por la noche.

Al menos 15 efectivos policiales de la comisaría sectorial de Talara, fueron acusados de haber desfigurado el rostro y fracturado las muñecas de ambas manos de un conocido comerciante y futbolista talareño, durante una intervención que se registró en pleno centro de esta ciudad.

Fue Krimilda Alicia Vargas Machuca Ávila (52), quien denunció públicamente que la noche del sábado, un grupo de aproximadamente 15 efectivos policiales de la comisaría sectorial de esta ciudad, intervinieron a su hijo Jorge Valladares Vargas Machuca, en la plaza Grau de Talara, tras protagonizar una gresca al reclamar a uno de sus amigos el pago de una deuda por la entrega de ropa deportiva, siendo golpeado en distintas partes del cuerpo por los agentes, quienes a la fuerza lo condujeron a la delegación policial, donde según la demandante continuaron las agresiones hasta desfigurarle el rostro y ocasionarle la fractura de las muñecas de ambas manos, para luego dejarlo libre a su suerte al no comprobarse algún tipo de antecedentes penales ni falta alguna.

Vargas Machuca Ávila, señaló que media hora después de las agresiones, su hijo fue liberado a su suerte de la dependencia policial, teniendo que pidir auxilio a su esposa Ruth Villegas, quien junto a su persona y hermanas, tuvieron que conducirlo a la clínica Tresa par que reciba atención médica urgente.

La madre de la víctima dijo que hasta el momento ni la misma Policía Nacional del Perú ni el Ministerio Público han querido recepcionar la denuncia por abuso de autoridad en contra de su hijo, por lo que pide a las autoridades del alto mando de la PNP y Fiscalía Anticorrupción tomen cartas en el asunto, ya que aseguró que no tan solo los agentes le han desfigurado el rostro a su hijo y ocasionado fracturas en sus manos, sino que también le han sustraído un maletín con ropa de marca que tenía que entregar, le han destrozado dos celulares de última generación y apropiado de manera ilícita de un aproximado de 2,000 soles.

Artículos relacionados