Puno: Descuartizador solo miraba televisión desde que salió del cuartel

Padre del descuartizador. Martín Rodríguez Aguilar es padre de Wilfredo, quien confesó el horrendo crimen a Dina Quispe. Nunca se imaginó a su hijo convertido en un asesino.

Kunurana” Wilfredo Rodríguez es de Ayaviri, capital de la provincia puneña de Melgar. En esa localidad, los pobladores convocaron a una marcha para pedir la cadena perpetua de Rodríguez, acusado del crimen a Dina Quispe. El padre fue obligado a llevar un cartel en el que se leía “yo soy el padre del asesino”.

Con su cartelón, el campesino recorrió las calles y estuvo retenido en el frontis del Ministerio Público. Los pobladores lo sindicaban de ser cómplice de su hijo.

Rodríguez Aguilar sólo se comunica en quechua. La Repúblicaconversó con él. Dijo que no sabía nada de los crímenes perpetrados por su vástago hasta que llegaron los policías a su domicilio para realizar las diligencias del descuartizamiento de Dina. Este crimen fue descubierto el domingo pasado.

Recordó que su hijo se enroló al Ejército. A la edad de 20 años fue dado de baja. Cuando retomó su vida civil, ya no era una persona normal. Día y noche se dedicaba a mirar películas terroríficas en televisión y en su celular. “Muchas veces le decía, no mires, te vas a malograr tu ojo; pero no me hacía caso. Incluso días enteros se pasaba encerrado en su cuarto con la televisión”, narra.

Relató que antes de ir al cuartel su conducta era otra. “Desde que llegó del cuartel ya no era el mismo”, agrega. Refirió que le decía que vaya a buscar trabajo, pero no hacía caso.

Dice que tu hijo mató a Dina, dicen que va ir a la cárcel, ¿qué vas hacer?, le preguntamos: “Si dicen que mató, ahora todo depende de la justicia, yo no me atajo”, responde.

Señaló que tiene 4 hijos. Wilfredo es el último. Los demás están trabajando en otras localidades. Agregó que su madre los abandonócuando estos eran pequeños. De ella no se sabe nada.

Exigen cadena perpetua
Cientos de pobladores de los distritos de Macarí, Santa Rosa, Ayaviri y otros de la jurisdicción de la provincia de Melgar marcharon por las calles de esta localidad exigiendo pena de muerte para el descuartizador Wilfredo Rodríguez.

Desde las 10 de la mañana, los parientes de la descuartizada Dina Quispe y campesinos de varias comunidades, además de las organizaciones de mujeres, marcharon por las calles. Los carteles decían: “Pena de muerte”, “justicia para Dina”, “justicia popular”.

Recorrieron la plaza principal, luego protagonizaron un plantón en la puerta del Ministerio Público, pidiendo justicia. Se concentraron más de 500 manifestantes.

La marcha fue encabezada por sus parientes como Basilio Chumpi, pareja de la fallecida, y su hijo de 9 años de edad.

Amenaza de linchamiento
En la tarde estaba prevista la audiencia de prisión preventiva en Ayaviri del confeso descuartizador, en el mismo horario de la audiencia.

El juez de Investigación Preparatoria de la provincia de Melgar, Adolfo Edgar Peralta Cornelio, decidió suspenderla por medidas de seguridad. Dijo que por información de inteligencia de la PNP no había garantías, ya que existía amenaza de linchamiento al presunto asesino.

Según el magistrado, la audiencia se realizará hoy a partir de las 8:30 de la mañana en el local del Poder Judicial en Juliaca. Antes de la audiencia, al asesino se le trasladó a la ciudad de Juliaca.

En tanto, Basilio Chumpi, pareja de Dina, se mostró en contra de la suspensión de la audiencia. Dijo que la marcha era pacífica y no había intención de linchamiento. Reiteró en pedir cadena perpetuapara el asesino de su conviviente.(LR)

Artículos relacionados