Bolivia: opositor Carlos Mesa rechaza auditoría electoral de la OEA

Previamente, el Gobierno había informado que este jueves comenzaría la auditoría en conjunto con la OEA y con el acompañamiento de España, México y Paraguay.

El excandidato presidencial Carlos Mesa anunció este miércoles que no avala la auditoría integral a los resultados electorales del pasado 20 de octubre que acordó el Gobierno de Bolivia y la Organización de Estados Americanos (OEA).

Mesa calificó como «unilateral» e «inconsulta» la revisión de los resultados y advirtió que su posición era «invariable» desde el día de los comicios, cuando manifestó sus dudas sobre la transparencia del sistema electoral.

En un comunicado de Comunidad Ciudadana, la coalición opositora que apoya a Mesa, manifiesta que «la auditoría acordada con la OEA y el candidato del MAS no ha (sido) consultada al país» y que, por ello, al no participar representantes de la sociedad civil, no la aceptan «en los actuales términos, pactados unilateralmente».

En su opinión, la voluntad popular «se burló en un cómputo fraudulento», tal como lo reconoció la Misión de Observación Electoral (MOE), perteneciente a la OEA, que enviará una delegación de 30 expertos para auditar los resultados según un documento firmado este jueves, además de representantes de España, México y Paraguay.

Por otra parte, afirma que se debe a los más de dos millones de electores que lo respaldaron y reconoce «las posiciones de instituciones, sectores cívicos y movimientos sociales que plantean la anulación de las elecciones».

Las peticiones de Mesa, quien ya manifestó su desconfianza en la transparencia del sistema electoral boliviano desde antes de las votaciones, se han modificado con el paso de los días. En un inicio pidió que se llevara a cabo una segunda vuelta, en rechazo a los resultados preliminares que daban la victoria a Evo Morales, y luego dijo que solo aceptaría una auditoría vinculante si el mandatario desconocía los resultados del Tribunal Supremo Electoral.

Finalmente, aseguró que mantendrá «mecanismos de coordinación» para «concertar las mejores salidas a esta crisis política».

Durante los últimos días, los seguidores de Mesa han llevado a cabo una serie de bloqueos y obstaculizaciones del libre tránsito en algunas ciudades de los departamentos de Santa Cruz, Chuquisaca, Tarija, Cochabamba, La Paz y Potosí para protestar por lo que consideran un «fraude». Esto ha generado disturbios y enfrentamientos con los seguidores de Morales, que han tratado de desbloquear las calles.

Hasta ahora, según la Defensoría del Pueblo, hay 139 personas heridas, entre ellas, cinco por heridas de arma de fuego.

Auditoría
Dos días después de realizados los comicios, el canciller boliviano, Diego Pary, informó que solicitó a la OEA una auditoría de «todo el proceso de cómputo oficial de los votos de las elecciones».

El señalamiento de Mesa se debe a la suspensión de la transmisión de los Resultados Electorales Preliminares (TREP) cuando el conteo había alcanzado 83,7 % del total, la noche del domingo. Según estos resultados previos, Morales iría a una segunda vuelta.

Tras reanudarse el conteo, reflejado en la página web del TSE, la tarde del lunes, el propio organismo difundió el resultado preliminar dando como ganador a Morales en primera vuelta.

Según el sistema electoral boliviano, los resultados que arroja el TREP son técnicos y no vinculantes, a diferencia del cómputo oficial. La pausa que se realizó entre el domingo y el lunes se debe a que está establecido que el conteo rápido solo puede llegar hasta 80 % debido a que también recoge el voto rural, cuyos datos no pueden trasmitirse al momento.(RT)

Artículos relacionados