China instala fusiles AK-47 a sus drones para retar el predominio de EE.UU.

Los desarrolladores de algunos de los nuevos drones chinos de combate afirman poder instalar en sus aeronaves "lo que sea que el cliente quiera".

China ha expuesto al mundo detalles sobre sus últimos avances en el desarrollo de aviones de combate no tripulados, revelando que algunas de sus más recientes aeronaves pueden portar fusiles de asalto AK-47.

Los aviones se dieron a conocer a principios de esta semana como parte de las exhibiciones del espectáculo aéreo Airshow China 2018. Ziyan, una de las compañías participantes, mostró su producto principal: Blowfish A2, un helicóptero no tripulado de 62 centímetros de altura cubierto de una robusta armadura Kevlar.

«Podemos agregar una AK-47 o una ametralladora. Se pueden instalar diferentes armas, lo que el cliente quiera», afirmó acerca de esa aeronave Wu Xiaozhen, director de proyectos en el extranjero de Ziyan, según cita AFP.

Los nuevos modelos salen a la luz en momentos en que EE.UU., que mantiene un predominio en el desarrollo de drones letales, se ha restringido a sí mismo para exportarlos debido a la preocupación de que su tecnología pueda copiarse o usarse contra sus propias tropas. China, por su parte, tiene menos reparos a la hora de comerciar este armamento.

«También estamos apuntando a los mercados occidentales. No tememos la competencia de los europeos y los estadounidenses», indicó Wu, asegurando que su producto estrella es de «gran calidad».

El más avanzado dron chino
Sin embargo, de entre todas las aeronaves presentadas en la exposición aeronáutica china destaca el nuevo dron furtivo CH-7 (Caihong-7), al que se considera el más avanzado que haya desarrollado el gigante asiático.

El CH-7 corresponde a un sigiloso avión no tripulado de propulsión a chorro diseñado de acuerdo con una configuración de ala volante y con sus armas y municiones integradas dentro del fuselaje. Una vez que realice su primer vuelo, previsto para el próximo año, se prevé que sea usado para misiones de reconocimiento y ataque.

Según afirma Shi Wen, ingeniero jefe y diseñador de esta clase de drones, «el rendimiento del CH-7 supera en muchas áreas al RQ-170 fabricado en EE.UU. y está bastante cerca del RQ-180». Otros expertos señalan que el CH-7 está compitiendo con los RQ-180 y X-47B de EE.UU.

Artículos relacionados