Con un 53. 7 % el Izquierdista López Obrador se convierte en el nuevo presidente de México

La llaman "Mesias" Obrador vivía en una choza de tierra sucia, construyó casas para los pobres y marchó en busca de protección ambiental contra la gigantesca compañía petrolera estatal PEMEX, hoy promete luchar contra las políticas de Donald Trump.

Con un 53. 7 % Obrador es el nuevo presidente de México, en una elección que los mexicanos esperan sea un punto de inflexión para un país acosado por décadas de corrupción, violencia y pobreza duradera, los votantes recurrieron a un populista de izquierda al que algunos partidarios llaman “mesías”. Un salvador del dos grandes partidos que no han cumplido las promesas de reforma, a los ojos de muchos votantes.

Durante meses, las encuestas predijeron que Andrés Manuel López Obrador, un dos veces candidato a la presidencia, de 64 años, ganaría las elecciones por una avalancha. Cuando el Instituto Nacional de Elecciones anunció los resultados preliminares el domingo, las autoridades predijeron que ganaría con entre el 53 por ciento y el 53.8 por ciento de los votos, un margen notable que no se ha visto en el país durante muchos años.

“Mi voto presidencial fue para AMLO”, dijo la votante Laura Rodriguez-Verdin afuera de un lugar de votación en la Ciudad de México. “La razón por la que voté por él es porque creo que él es la única persona que tiene el interés en el corazón de las personas que más necesitan ayuda en este país. Gente con poca educación y pobres servicios de salud “.

Al principio de su carrera, Obrador vivía en una choza de tierra sucia, construyó casas para los pobres y marchó en busca de protección ambiental contra la gigantesca compañía petrolera estatal PEMEX. Como alcalde de la Ciudad de México en 2005, condujo un viejo Nissan Sentra. Hoy, dice no poseer una tarjeta de crédito o una cuenta de cheques y dice que va a vender el avión presidencial, convertir el palacio presidencial en un parque y vivir en su pequeña casa en la ciudad de México.

“Voté por el presidente de Andrés Manuel porque me gustan sus propuestas”, dijo la residente de Ciudad de México Diana Ortiz. “No está promoviendo un gobierno rico, los tipos poderosos. En su lugar, quiere empoderar tanto a la gente de aquí. Él quiere un voto más democrático “.

¿Por qué el presidente de México importa? Estados Unidos comparte una frontera de 2.000 millas. México tiene la segunda economía más grande de América Latina, es el tercer socio comercial de EE. UU. Y un importante exportador de petróleo, y desempeña un papel clave en dos de los problemas más intratables de los Estados Unidos: inmigración y drogas. Militarmente, los dos países comparten inteligencia sobre terrorismo y seguridad e históricamente México jugó una influencia mediática y consolidó contra los regímenes más radicales de América Latina. Sus 6 millones de trabajadores ilegales y millones de inmigrantes más constituyen la columna vertebral de las industrias agrícolas y de servicios de los Estados Unidos, desde las cocinas de la ciudad de Nueva York hasta las habitaciones de hoteles en Chicago.

“De todos los candidatos, Andrés Manuel es probablemente el menos entusiasta sobre la relación bilateral con Estados Unidos, pero reconoce que la relación con Estados Unidos es fundamentalmente importante”, dijo Duncan Wood en el Instituto de México en el Wilson Center. “Su elección va a complicarle la vida a Estados Unidos, pongámoslo así”.

Aproximadamente 88 millones de mexicanos tienen derecho a votar; los funcionarios predijeron una participación del 90 por ciento. Una razón es Obrador. El otro es el Congreso. Entre la Cámara Baja de Diputados y el Senado de México, 630 escaños están en juego y nueve de las 32 gobernaciones están siendo votadas.

Si Obrador y su partido, Morena, se desempeñan como se esperaba, algunos conservadores temen que tenga una mayoría y un mandato del Congreso para aprobar amplias reformas, incluido el acceso gratuito a Internet, una duplicación de las pensiones para los ancianos, becas educativas para estudiantes, aumento en el salario mínimo y subsidios para pequeños agricultores y madres solteras.

“El único candidato que fue verdaderamente exitoso posicionándose como un agente de cambio fue AMLO”, dijo el ex ministro de Relaciones Exteriores del partido PAN, Jorge Castaneda, quien cree que Obrador ganó las elecciones en base a tres temas: violencia, corrupción y economía.

“En los últimos veinte años, esto incluye al gobierno en el que serví, la economía no ha crecido más de dos y medio por ciento por año”, dijo Castaneda. “Los mexicanos no encuentran empleos bien remunerados, no mejoran sus niveles de vida, no extraen a la gente de la pobreza, no estamos reduciendo los niveles de desigualdad que se encuentran entre los niveles más altos del mundo”.

Casi el 44 por ciento de los mexicanos vive por debajo de la línea de pobreza nacional, ganando menos de $ 5 por día, según el Banco Mundial. La pobreza es más extrema en el sur rural, donde el desempleo y la violencia siguen siendo los más altos. Debido a esos factores, muchos mexicanos continúan emigrando a los Estados Unidos con la esperanza de una vida mejor. El año pasado, la patrulla fronteriza detuvo a unos 110,000 mexicanos en la frontera. Obrador no tiene planes de restringir o interferir con los que se dirigen a Estados Unidos de manera ilegal, pero espera que la ayuda estadounidense y un nuevo tratado del TLCAN mejoren la economía y alivien la pobreza para que los mexicanos no tengan que emigrar.

“La mejor manera de cooperar, un país con otro, es ayudar a redesarrollar las áreas que están enviando [ciudadanos que quieren migrar] fuera de México porque no estamos teniendo crecimiento económico aquí y no estamos teniendo trabajo aquí”, dijo. La directora de campaña de Obrador, Tatiana Clouthier. “De esa manera, no habrá mucha gente que quiera cruzar porque podemos darles una oportunidad en nuestro país”.

Para reducir las presiones migratorias, Obrador planea ofrecer amnistía a los agricultores que optaron por el opio y la marihuana porque no podían competir con las granjas industriales en el norte de México y los Estados Unidos bajo el TLCAN, que Obrador espera renegociar. Castaneda, quien también enseña en la Universidad de Nueva York, dice que México, como el tercer socio comercial de Estados Unidos, no tiene mucho apalancamiento financiero, pero el país tiene otras opciones.

“Comercio aquí, inmigración aquí, drogas aquí, seguridad e inteligencia aquí, que es un gran problema”, dice. “México tiene pocas monedas de negociación sobre el comercio, pero una gran cantidad de monedas de cambio en materia de inmigración, drogas y seguridad. Pero no los estamos usando. Trump es. Por una vez en mi vida, estoy completamente de acuerdo con él “.

El presidente Trump no fue un factor en las elecciones, ya que cada candidato parecía resentirse por igual, al igual que gran parte del público. En cambio, la ira fue dirigida contra la elite gobernante de México, a quien los votantes culparon por el aumento de la desigualdad, la corrupción y la interminable guerra contra las drogas.

“Esta guerra contra las drogas no está funcionando”, dijo el votante Hugo Stewart, un partidario de Obrador. “Está causando muchas muertes y necesita ser visto de otra manera”.

La violencia sigue siendo un problema agudo en México, con unos 25,000 homicidios este año, incluyendo 133 políticos y 48 candidatos desde que comenzó la campaña en septiembre pasado, según una de las principales agencias de asesoría política de México, Etellekt.

Para reducir la violencia, Obrador propone suavizar el enfoque de confrontación de los militares, diciendo que México ya no luchará en la guerra contra las drogas en los Estados Unidos ya que México no tiene un problema de consumo.

“Los últimos 12 años, el presidente [Felipe] Calderón y el presidente Enrique Peña Nieto comenzaron una guerra contra los contrabandistas o el tráfico de drogas y no estamos teniendo buenos resultados”, dijo Clouthier. “Tenemos que pasar de la guerra a la paz. Y eso significa ir a la raíz del problema. Necesitamos desarrollo en áreas donde no hay trabajo “.

La lucha contra la guerra contra las drogas es solo un punto de disputa en las relaciones entre Estados Unidos y México. Otro probable es el choque de personalidades del presidente Trump y Obrador. ¿Se llevarían bien?

Aquí hay dos puntos de vista. Obrador se considera cálido, agradable e inteligente. Ha escrito más de 10 libros sobre la historia política mexicana. Por otro, es un destacado nacionalista, los críticos lo comparan con los dictadores venezolanos Hugo Chávez y Nicolás Maduro, y el temor de que su superioridad moral pueda convertir a México en una autocracia izquierdista. Obrador escribió un libro crítico con el presidente Trump, que a menudo parece basar las relaciones exteriores en la simpatía personal o la confianza del líder de un país. Podrían ser amigos o enemigos explosivos.

“Puse las probabilidades de que las dos personalidades abrasivas no se llevan bien”, argumenta David Shirk, un experto en asuntos mexicanos de la Universidad de San Diego. “Lo que verán es que dos hombres expresan lo que piensan. No habrá barreras entre ellos “.

“Creo completamente que se van a llevar bien”, contesta Ana Quintana, del Centro Allison de Estudios de Política Exterior de Heritage Foundation. “Creo que AMLO está aprovechando algo en México al igual que Trump se involucró en los EE. UU., Ese gran grupo de la población que ha sido privado de sus derechos por la elite política y económica”.

Trump, a diferencia de anteriores presidentes de Estados Unidos, no visitó México en su primer año en el cargo. El consejero de Seguridad Nacional, John Bolton, planteó esa posibilidad en “Fox News Sunday” y dijo: “Creo que en este tipo de contexto, tener a los dos líderes reunidos, puede producir algunos resultados sorprendentes”.

Y aunque podría suceder, el prominente columnista Pancho Garfias con el periódico Excelsior dijo que podría no terminar bien.

“López Obrador no es estúpido, por lo que tratará de llevarse bien con el Sr. Trump”, dijo. “Creo que el Sr. Trump sabe que México es mejor como amigo que hostil, pero no creo que el Sr. López Obrador le dé la mano a Trump. Creo que nunca estará juntos en la misma película “.

Mostrar más

Artículos relacionados

Descartar