Economía de Bolivia será mejor a la de Perú, Chile y Brasil este 2019

Bolivia continuará dando lecciones de cómo se maneja una economía de manera próspera y rentable durante este año.

La paridad de su moneda respecto al dólar es uno de los factores que han jugado a favor de la política económica de Evo Morales en Bolivia.

Según el estudio Las Américas, el Producto Bruto Interno (PBI) de Bolivia crecerá 4,2% en 2019, por lo que sigue siendo una de las economías de más rápido crecimiento en América Latina debido a una política fiscal acomodaticia, la solidez de los salarios y el crecimiento del crédito, por lo que habrá una recuperación despareja del Fondo Monetario Internacional (FMI), reseña Forbes México.

Empresarios consultados coinciden que parte del éxito de la economía boliviana se debe en gran parte por el ‘boom’ de las materias primas que vivió el sur de América Latina entre 2005 y 2015, además de la paridad de su moneda respecto al dólar, por mencionar algunos. “El gobierno actual en sus casi 13 años de estar en el poder ha utilizado una estrategia de nacionalizar las empresas que antes pertenecieron al estado, ha tratado de fortalecer a las empresas del estado y con esto generar mas ingresos”, señala el empresario del sector tecnológico boliviano, Ariel Valverde.

Valverde reconoce que su país ha vivido una época de bonanza debido a los precios de los hidrocarburos, los cuales exporta principalmente a Brasil.

En este mismo sentido, Juan Pablo Saavedra, director ejecutivo de Urbanizaciones del Norte, explica que Bolivia tuvo una gran suerte hace 10 años con el ‘boom’ de las materias primas, muestra de ello es que exporta grandes cantidades de gas natural a Brasil desde 2005.

Otro punto a favor para la economía boliviana es la paridad cambiaria entre el boliviano y el dólar. Saavedra detalla que esto representa una fortaleza, ya que las exportaciones generaron un gran superávit comercial que incremento las reservar cerca de los 15,000 millones de dólares, por lo que no hay una presión de devaluación.

“Un tipo de cambio fijo da una estabilidad importante a la planificación de las empresas. Hasta donde lo pueden llevar, es una pregunta muy importante”, comenta.

Diversificación y políticas, los grandes retos

En su último reporte de 2018, el FMI prevé que la economía boliviana no se vea afectada de forma significativa en el corto plazo por los efectos negativos de las dificultades en Argentina y Brasil, ya que las exportaciones a estos países consisten principalmente de gas natural, y es poco probable que estas se vean afectadas.

Otro reto que enfrentará Bolivia es la reelección de Morales, que gracias a un fallo de Tribunal, le fue autorizado un tercer periodo lo ha generado movilizaciones nacionales, entre ellas dos paros nacionales.

Por parte, el PBI de Perú crecerá 4%, según estimó el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF); Chile, 3,6% según el Banco Central de ese País; y Brasil, 2,7% de acuerdo con la Confederación Nacional de la Industria. (FMI)

Artículos relacionados

Verifica también

Cerrar