Jula-Jula la danza que “nadie le puede quitar” a Bolivia

Una manifestación cultural nacida en Potosí y que el presidente boliviano defiende ante todo intento de "apropiación" por parte de Perú, Chile o Argentina.

La danza típica ‘jula-jula’ ha sido declarada patrimonio cultural de Bolivia para proteger esa manifestación, originaria del norte de Potosí.

“No somos egoístas, compartimos nuestra música; solo queremos que otros países respeten, reconozcan que es de los bolivianos”, dijo el mes pasado el presidente de Bolivia, Evo Morales, tras promulgar una ley para la salvaguarda de esa “música, danza, coreografía y vestuario”.

La jula-jula es una expresión cultural que se acostumbra en las festividades religiosas de La Cruz, San Francisco, Rosario, la fiesta del Tata Santiago, en los centros mineros de Llallagua, Siglo XX y Uncía (Potosí); además de las provincias de Alonso Ibáñez, Charcas, Bernardino Bilbao Rioja y Rafael Bustillos de ese departamento, así como en la festividad de la Exaltación en Oruro, refiere la web del Senado de Bolivia.

Otros países de la región, como Perú, Argentina y Chile, también practican esa danza ancestral, por lo que el mandatario boliviano ha recalcado que la declaratoria sólo pretende que se reconozca su origen.

“Ahora ya nadie nos la puede quitar”, agregó Morales en ese entonces, citado por Publimetro. El decreto que le da a ese baile el estatus de Patrimonio Cultural Inmaterial no sólo protege la manifestación, sino que busca su promoción y difusión a través del Ministerio de Culturas y Turismo.

Mostrar más

Artículos relacionados

Descartar