Crean corte de crimen organizado y corrupción

El Poder Judicial unificó la Sala Penal Nacional y el Sistema Nacional Especializado en Corrupción de Funcionarios. Todos los jueces que integran estas salas se mantienen en sus puestos y con sus casos.

A partir de la Sala Penal Nacional y el Sistema Nacional Especializado en delitos de corrupción de funcionarios, el Poder Judicial creó la Corte Superior de Justicia para ver casos complejos y de repercusión nacional de crimen organizado, terrorismo, corrupción de funcionarios y lavado de activos.

Aunque el reglamento de creación de esta corte plantea la unificación de ambos subsistemas, en los hechos cada uno mantendrá su propia estructura organizacional y competencia jurisdiccional, con coordinadores en cada sistema. Así se crea el cargo de coordinador nacional de crimen organizado, que no existía.

Lo interesante es que se busca mantener a todos los jueces de ambos sistemas en los cargos y casos que tenían. Al frente de esta nueva Corte Superior Nacional de Justicia está la jueza superior de Lima, Inés Villa Bonilla, quien presidía la Sala Penal Nacional.

La coordinadora del sistema anticorrupción, Susana Castañeda Otsu, se integra a la nueva corte, conservando su cargo y funciones. Inés Villa deberá nombrar al coordinador para el sistema de crimen organizado. En un plazo de 180 días se debe establecer la nueva estructura organización de la Corte.

Igualmente, por decisión del Consejo Ejecutivo se dispone que todos los jueces y el personal jurisdiccional y administrativo de la Sala Penal Nacional y del Sistema Anticorrupción se integren a esta corte en sus mismos puestos y con los casos que tenían a su cargo.

Esto supone la permanencia del juez Richard Concepción Carhuancho al frente del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional, que tiene a su cargo los procesos por lavado de activos al expresidente Ollanta Humala Tasso y a la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, entre otros.

Lo mismo con los integrantes de la Sala Nacional de Apelación: Sonia Torre Muñoz, Porfiria Condori Fernández, Rómulo Carcausto Calla, Iván Quispe Auca, Octavio Salhuanay y María León Yarango.

En tanto, los jueces del subsistema especializado anticorrupción, Mayki Corona Salazar, Raúl Caballero Laura, Lisdey Bueno Flores y Fernando Ayasta Nassif, María de los Ángeles Álvarez, Juan Sánchez Balbuena y Manuel Chuyo Zavaleta, continuarán con los procesos por el caso Metro de Lima, empresas consorciadas de Odebrecht, Club de la Construcción, el exgobernador del Callao Félix Moreno, el exgobernador del Cusco Jorge Tito Acurio y otros.

También permanecerán los jueces de la Sala de Apelaciones Anticorrupción: Victoria Sánchez, Ramiro Salinas, Juan Guillermo Piscoya, Óscar Burga, Jorge Bazán y Marco Angulo.

La Corte Nacional de Justicia contra el crimen organizado y la corrupción contará con un Consejo Ejecutivo Distrital y su propia Oficina de Control de la Magistratura. Si bien se mantienen los jueces en sus cargos, corresponderá a la Junta Nacional de Justicia, una vez que se instale, convocar a concurso y nombrar a los magistrados que integrarán esta nueva Corte de Justicia.

Richard Concepción Carhuancho y los otros jueces titulares que integran hoy la Sala Penal Nacional y el Sistema Anticorrupción fueron reclutados de otras cortes superiores de justicia, a nivel nacional, por lo que sus plazas corresponden a esos lugares. Concepción Carhuancho vino de la Corte del Santa. Para permanecer en la Corte Nacional deberá postular en un nuevo concurso público y ser nombrado.

Corte Superior Nacional nueva
Corte Superior Nacional nueva

Artículos relacionados