Falsos aportantes delatan a los amigos de Keiko Fujimori

El empresario Franjo Kurtovic y su esposa Carmela Shiguiyama usaron las identidades de los cónyuges Ivo Sterckx y Sonia Terrones para declarar fraudulentas donaciones de dinero al partido fujimorista.

Los esposos Ivo A. E.Sterckx y Sonia Terrores Urquiaga jamás imaginaron que vivirían la peor de sus pesadillas por culpa de sus mejores amigos, el empresario Franjo Kurtovic Díaz y María del Carmen Shiguiyama Kobashigawa, miembros del círculo de amigos de Keiko Fujimori. María del Carmen Shiguiyama, más conocida como Carmela Shiguiyama, es hermana de Víctor Shiguiyama Kobashigawa, expresidente de la organización no gubernamental Oportunidades, de Keiko Fujimori, exjefe del plan de gobierno de la excandidata presidencial y exjefe de la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (Sunat). Jacqueline Terrones y su cónyuge Ivo Sterckx acusan a Franjo Kurtovic y Carmela Shiguiyama de haber usado sus identidades para declarar falsas aportaciones a Keiko Fujimori. Y de haberlos presionado para que mientan al fiscal José Domingo Pérez.

Kurtovic y Shiguiyama pidieron a sus amigos Sterckx y Terrones usar sus identidades para declarar aportes para Keiko Fujimori y les garantizaron que nada ocurriría. Pero los problemas surgieron cuando el fiscal Pérez les imputó haberse prestado para presuntamente lavar dinero de origen ilícito. Sterckx y Terrones, que residen en Bélgica, pidieron ayuda legal a sus amigos, y así fue, pero con la condición de que declarasen falsamente de que sí habían donado dinero. Desesperados, Sterckx y Terrones decidieron contar toda la verdad a la fiscalía y acusar a los fujimoristas Kurtovic y Shiguiyama. No solo relataron con detalles lo sucedido sino también entregaron copia de una conversación por Whatsapp en la que reclaman a Kurtovic y Shiguiyama que digan la verdad.

Pánico y decepción
«Camu (Shiguiyama) y Tommy (Kurtovic), nosotros los hemos apoyado en nombre de la larga amistad y de la plena confianza que les tenemos», escribió Sterckx: «Ustedes nos dijeron que está dentro de la ley el apoyo que les dimos a ustedes. Todos nos llaman, y ustedes que nos pidieron el favor, no dan señales de vida para decirnos lo que está pasando. Estamos lejos, muy nerviosos, tensos. También está afectando la salud de mis hijas. Sus amistades le comentan que nuestros nombres aparecen en los periódicos y en Internet y todo el mundo lo ve. (…) Lo que les corresponde a Camu y a ti Tommy es acercarse a la fiscalía y reconocer que los aportes son de ustedes. Ustedes nos pidieron apoyo y dijeron que era lícito y que era dinero de ustedes».

Pero Tommy Kurtovic y Camu Shiguiyama pretendieron que Sterckx y Terrones mintieran para salvarse de la acusación fiscal.

Sonia Terrones aparece como aportante de 134 mil 530 soles de la campaña presidencial de 2011. Y su esposo Ivo Sterckx con 134 mil 520 soles. Los dueños de los fondos supuestamente son Tommy Kurtovic y Camu Shiguiyama.

«Mi gran amiga me pide que le apoye para la campaña del partido de Keiko Fujimori, dando mi nombre para aparecer como donante sin haber realizado dicha donación. (…) En esa época estaba como candidato Ollanta Humala y me decía que debemos apoyar a Keiko para que nuestro país no se convierta en un país de izquierda como Venezuela», relató Sonia Terrones a la fiscalía.

El empresario Kurtovic contactó a Sonia Terrones con el estudio de abogados Oré Guardia, que también asesoraba a otros falsos aportantes del fujimorismo. En ese lugar suscribió un documento en el que afirmaba que sí había aportado a la campaña, cuando no era cierto.

«Él (Kurtovic) me dice que no me preocupe, que me mandaría a su asesora legal, Susana Fung Sam. El 15 de junio de 2018, (ella) me llevó a un edificio de San Borja, subimos a una oficina donde se encontraba el doctor Edward García Navarro (es abogado de Keiko Fujimori, del Estudio Oré Guardia), quien coordinaba con la señora Susana Fung, y me dieron un documento el cual no leí el contenido y solo firmé. Solo sabía que era para regularizar ante la ONPE la donación que había realizado».

Pero las dificultades continuaron. Sonia Terrones regresó a Lima y encaró a Carmela Shiguiyama, quien le respondió terminantemente que debía mantener la falsa versión de que sí había entregado 134 mil 530 soles a la campaña de Keiko Fujimori.

«El 29 de octubre de 2018, me encuentro con Carmela Shiguiyama en una reunión y le digo que estaba preocupada por la situación y ella me dice que yo tenía que decir que sí había aportado, de manera muy tajante y seria», declaró Terrones. Sin embargo, ella y su esposo Ivo Sterckx decidieron delatar a los cónyuges fujimoristas Kurtovic y Shiguiyama.

«Vayan a la fiscalía y digan que el dinero es de ustedes», pidieron los esposos Sterckx Terrones a los Kurtovic Shiguiyama. Nunca respondieron.

Las cifras
– 134.530 soles es el monto del falso aporte atribuido a Sonia Terrones Urquiaga.

– 134.520 soles es el monto del falso aporte atribuido a Ivo A. E. Sterckx.

– 24.065 soles es el monto del falso aporte atribuido a Carlos Terrones Urquiaga.

Intentaron que otro testigo mintiera sobre aportes
– Franjo Kurtovic y Carmela Shiguiyama también registraron como falso aportante a Carlos Terrones Urquiaga, hermano de Sonia Terrones Urquiaga y cuñado de Ivo Sterckx. Se le atribuye haber aportado 24 mil 65 soles, lo que Carlos Terrones ha negado ante la fiscalía.

– Cuando fue citado por la fiscalía, Carlos Terrones relató que Kurtovic y Shiguiyama le enviaron al abogado Juan Serrano Herrera para que mintiera.

– «El doctor Serrano me llama y nos reunimos en mi casa (…), y se trató de armar el sustento del falso aporte en el cual figuraba. (…) Luego de ver cómo estaba el ambiente político (…) y debido a que no tenía ningún documento que sustente el aporte falso donde figuraba mi nombre, me dejé de comunicar con Serrano», dijo Terrones.(LaRepública)

Artículos relacionados