Fiscal Sandra Huayta retrasa caso contra Mamani

Sandra Huayta Vilcapaza reemplazó al fiscal Héctor Huacasi Llavilla, quien puso al descubierto las empresas de fachada del congresista fujimorista, pero desde que asumió el cargo, el caso no ha avanzado nada.

La División de Investigación de Lavado le ha sugerido que ordene la incautación de bienes por S/ 10 millones, pero la fiscal Huayta dice que todavía «estudia» el caso.

Al poco tiempo de su nombramiento como fiscal por el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), cuando la desaparecida institución estaba bajo el control de la organización ‘Los Cuellos Blancos del Puerto’, Sandra Huayta Vilcapaza sorpresivamente reemplazó al titular de la Fiscalía Provincial Especializada en Lavado de Activos de Juliaca, Héctor Huacasi Llavilla, quien estaba a cargo de la investigación de los negocios del congresista fujimorista Moisés Mamani Colquehuanca.

Desde entonces, nueve meses después, el caso que había sido avanzado considerablemente por el fiscal Huacasi –por ejemplo, interrogó a seis personas que declararon que Mamani usó sus nombres para constituir empresas de fachada– parece que terminaría archivado por la actuación de Sandra Huayta.

Ni siquiera ha tomado la declaración al principal investigado, Moisés Mamani, tal como el propio legislador fujimorista lo confirmó a La República.

Al ser abordada por la prensa, la fiscal en las afueras de su despacho en la localidad de Juliaca,  no aceptó responder preguntas porque afirmó que no tenía autorización de sus superiores. Cuando le indicaron que sus superiores habían indicado que ella estaba en condiciones de declarar, contestó: «A mí no me ha llegado ningún papel».

La investigación a Mamani por lavado de activos se inició el 22 de agosto del 2016, por requerimiento del entonces fiscal provincial corporativo de Puno, Hugo Cavero Ayvar, quien tenía en su poder la investigación contra el fujimorista por mentir en la hoja de vida que presentó ante el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) al postular al Congreso en 2016.

El fiscal Hugo Cavero encontró un sospechoso desbalance patrimonial en las cuentas de Moisés Mamani, por lo que remitió el caso a la Fiscalía Provincial Especializada en Lavado de Activos de Juliaca, en ese entonces a cargo del fiscal Héctor Huacasi Llavilla.

La primera vez que el fiscal Huacasi contactó a Mamani, le manifestó que su despacho respetaría su condición de congresista. Esta iniciativa se debía a que Mamani argumentaba que la investigación vulneraba sus derechos de parlamentario, a pesar de que el caso se refería a hechos consumados antes de que fuera elegido legislador.

A principios del 2018, la Fiscalía, por intermedio de la División de Lavados de Activos de la Policía Nacional, coordinó con el congresista Mamani para que rindiera su manifestación. Mamani pidió ser interrogado en su despacho congresal, sin embargo, el día indicado, el congresista se ausentó y solo dejó encargado con su abogado que no estaría a la hora pactada.

Ante esto, la Fiscalía decidió volver a citar al congresista, solo que esta vez en el despacho de la Fiscalía de Lavado de Activos en Juliaca, para el 1° de agosto del 2018. Sospechosamente, semanas antes de la fecha, Huacasi fue relevado del cargo y en su lugar fue nombrada la recientemente designada fiscal por el CNM: Sandra Huayta Vilcapaza.

Corte y confección
Como primera medida, la fiscal Huayta decidió cancelar el interrogatorio a Mamani, fijado para el 1° de agosto, y reprogramarlo para el 29 de octubre del 2018 a las 8:30 a.m., citación a la que tampoco acudió el congresista.

Efectivamente, consultado por La República, el propio congresista Mamani señaló que hasta el momento no había acudido a declarar ante la fiscal Sandra Huayta. Y no pasa nada.

Además del delito de lavado de activos vinculado al crimen organizado, el fiscal saliente, Héctor Huacasi, también consideró contra Mamani los presuntos delitos de negociación incompatible y colusión.

Para sustentar estos últimos ilícitos, en sus últimas diligencias Huacasi dispuso que se recabaran los expedientes de los procesos de contratación donde sus empresas ganaban licitaciones para descartar o confirmar el direccionamiento de procesos de contratación.

Héctor Huacasi también solicitó el levantamiento del secreto bancario del congresista Moisés Mamani y del medio centenar de coinvestigados. Asimismo, con el fin de solicitar a futuro la incautación de sus bienes, Huacasi dejó presentado el pedido a la Divila de la estructura de la organización criminal liderada por Moisés Mamani, es decir, que identifique la existencia de la organización criminal con nombre y apellido, funciones, integrantes y testaferros para proceder a la incautación de sus bienes.

Hasta ahora, la Policía no ha presentado el organigrama y la fiscal tampoco insiste con la solicitud.

La investigación a Mamani y a las 18 empresas a las que estaba relacionado fue virtualmente paralizada a la llegada de Sandra Huayta. Como se ha indicado, la fiscal se negó a una entrevista arguyendo que no estaba autorizada.

El plazo de investigación preliminar vence en agosto próximo y dependerá de Sandra Huayta si decide archivar el caso o formalizar la denuncia.

Fuentes de la División de Lavado de Activos de la Policía Nacional(Divila), que trabajan en coordinación con la fiscal Huayta, confirmaron que la autoridad no ha dado instrucciones para ahondar en el caso.

“Tenemos toda la disposición de avanzar, pero la fiscal, quien es la que dirige la investigación, no ordena nada. Desde junio pasado está con que se encuentra estudiando el caso”, dijeron las fuentes.

De acuerdo con la Policía, la fiscal debería pedir una pericia contable para que el congresista Moisés Mamani explique cómo consiguió su patrimonio.

“Si la fiscal tarda en adoptar medidas precautelatorias como la incautación de inmuebles y vehículos, Moisés Mamani puede aprovechar y transferir los bienes a terceras personas para salvaguardarlos. Son casi 10 millones de soles entre casas, autos y terrenos”, señalaron las fuentes policiales.

Lo cierto es que Moisés Mamani, quien no quiso ahondar en su caso con este diario porque dice que la investigación es reservada, sale ganando con la inacción de la fiscal Sandra Huayta.

Datos
– Indagación. Ante la negativa de la fiscal Sandra Huayta de informar sobre el caso, este diario se dirigió a la presidenta de la Junta de Fiscales en Puno, Elizabeth Castillo Zapana.

– Reporte. Castillo dijo que le pedirá a Huayta que le informe sobre los avances en este caso.

– Regresa. Entre tanto, el legislador Mamani ya se reincorpora hoy al Congreso, tras cumplir la sanción de suspensión por el caso de tocamientos indebidos.(LR)

Artículos relacionados