Fiscalía logra probar que hubo lavado en campaña de Keiko Fujimori

El empresario Celso Dextre Cuaresma delató ante el Equipo Especial a Jorge Yoshiyama Sasaki, sobrino carnal de Jaime Yoshiyama Tanaka, como la persona que le pidió depositar más de US$ 50 mil falsamente a su nombre a la cuenta de la campaña de Keiko Fujimori. Jorge Yoshiyama dependía de Jaime Yoshiyama y este de Keiko Fujimori. Por cierto, Jaime Yoshiyama es a quien Odebrecht le dio US$ 1 millón.

“No existe ningún acto de corroboración de las declaraciones de los testigos”, afirmó la abogada Giuliana Loza al sustentar ante la Corte Suprema la casación para obtener la excarcelación de Keiko Fujimori. Sin embargo, los fiscales del Equipo Especial Lava Jato que imputan a la excandidata presidencial el presunto delito de lavado de activos han logrado corroborar las confesiones de por lo menos 19 testigos protegidos.

Basados en las delaciones y manifestaciones de estas personas, los fiscales sostienen que el partido de Keiko Fujimori montó una red de falsos aportantes para financiar su campaña presidencial con fondos no declarados y de probable origen ilícito.

Señalan, como ejemplo, la declaración del exsuperintendente de Odebrecht en Lima, Jorge Barata, quien confesó haber entregado a quien en su momento era el jefe de campaña de la lideresa fujimorista, Jaime Yoshiyama Tanaka, US$ 1 millón en efectivo. Jaime Yoshiyama, a su vez, suministró US$ 800 en paquetes de billetes a su sobrino Jorge Yoshiyama Sasaki, quien terminó por rendirse y delatar a su tío. Afirmó que su tío carnal le ordenó buscar personas para que aparecieran como falsos aportantes. Los fiscales han conseguido que dos de estos ciudadanos confirmaran que Jorge Yoshiyama los convenció para que se registren como supuestos donantes de dinero, dinero cuyo origen sería US$ 1 millón que proporcionó Odebrecht por intermedio de Jorge Barata. El círculo ha sido completado.

Los fiscales le mostraron al empresario Celso Dextre Cuaresma recibos del partido fujimorista que hacían un total de 191 mil 080 soles de aportes.

“Sí, me corresponden los datos personales, pero yo no hice ningún aporte. Lo que fue es que le hice un favor a Jorge Yoshiyama Sasaki. (…) Me llamó, se identificó y me dijo: ‘Estoy viendo lo de la campaña de Keiko (Fujimori) (…), y me dijo que quería un apoyo. Le pregunté de qué se trata. Y me dijo: ‘Necesito que deposites US$ 30 mil’. Le dije que es mucho. Entonces, me dijo: ‘No te preocupes, esa plata es mía. Necesito que me hagas ese favor. Entonces, acepté”, relató Celso Dextre a los fiscales.

Jorge Yoshiyama no se dirigía a cualquier persona sino a las que sabía que eran firmes simpatizantes de Keiko Fujimori, para que de este modo tuvieran más confianza. Celso Dextre, por ejemplo, asistió al menos a un cóctel de recaudación de fondos para la campaña de Keiko Fujimori, donde también estuvieron otros falsos aportantes.

“Quedamos en reunirnos al día siguiente (…) y lo encontré en la entrada del Centro Bancario Prosegur (en Surco), y me dijo acá está el favor que te he solicitado. Y me dio un sobre con el dinero. Me dijo que no había US$ 30 mil sino US$ 50 mil. En ese momento, le dije: ‘Pero tú me dijiste que solo eran US$ 30 mil’. Pero me dijo que lo apoyara en eso porque necesitaban depositar la plata en la cuenta para pagar gastos que tenían pendientes. Ante eso, acepté el favor, y como era una cantidad fuerte, y en el centro había una oficina de conteo, ahí me dirigí y entregué el dinero para que lo verifiquen. Y entregué el número de cuenta en dólares (del partido fujimorista) al que iba a ser depositado. Ellos (Jorge Yoshiyama, los del partido fujimorista) me entregaron una papeleta con esos datos y me dirigí a la oficina del Scotiabank (…), entregué la papeleta, se realizó el depósito y me dieron el voucher, me retiré, y saliendo de las instalaciones, le entregué el voucher a Jorge Yoshiyama”, detalló el falso aportante Celso Dextre. Lo que significa que el sobrino de Jaime Yoshiyama Tanaka, Jorge Yoshiyama Sasaki, supervisaba personalmente los depósitos de dinero a la cuenta de la campaña presidencial que manejaba su tío. La defensa de Jaime Yoshiyama alega que esos fondos son legales y que corresponden a una donación de un empresario fallecido, Juan Rassmuss Echecopar. Si era lícito el dinero, ¿por qué el brazo derecho de Keiko Fujimori recurrió a los falsos aportantes?, se preguntan los fiscales del caso. No tiene sentido.

El sobrino de Jaime Yoshiyama manejaba abundante dinero en el efectivo, lo que corrobora su versión sobre el origen del mismo: que su tío le había dado US$ 800 mil efectivo para efectuar las falsas donaciones.

«Jorge Yoshiyama me dijo que lo acompañara a su carro porque quería que le firma un documento. (…) Entonces fuimos al estacionamiento, abrió la maletera y sacó un talonario y me dijo que lo llenara con mis datos y lo firmara para adjuntarlo al voucher del depósito (de US$ 50 mil que había hecho). En ese momento sacó otro sobre más pequeño y me dijo: ‘Celso, quiero que me hagas otro favor’. Me pidió que le hiciera un segundo depósito, este era por US$ 9 mil. Ante ello, con sorpresa e incomodidad, le dije que me sentía incómodo (sic) y que habíamos quedado en algo. Me volvió a conversar y me convenció de hacerle el favor», relató.

Luego Celso Dextre descubrió que otras personas habían usado su nombre y apellidos para depositar otras cantidades en soles y le reclamó a Jorge Yoshiyama: “Le hice hincapié en que en la ONPE (las donaciones) figuraban en soles y yo le hice el favor de depositar en dólares y no cuadraba. Me decía que no me preocupara, que sí cuadran las cuentas. No me daba un respuesta contundente”, dijo Dextre a los fiscales.

Cuando las autoridades del Equipo Especial comenzaron a citar a los falsos aportantes, Celso Dextre demandó apoyo legal a Jorge Yoshiyama, y este le pidió a su tío respaldo, a lo que Jaime Yoshiyama le contestó: “pregúntale a Keiko Fujimori”.

Los datos
– Versión. Ante la Corte Suprema, Giuliana Loza afirmó que las declaraciones de 19 testigos protegidos no habían sido resguardadas. Ya comenzaron a hacerlo.

– Bajo control. También dijo que nadie afirmó haber entregado dinero a Keiko Fujimori, pero la excandidata tenía dominio sobre los que recibieron los fondos, como Jaime Yoshiyama.

Dinero en mano
El testimonio del falso aportante, el empresario Celso Dextre, corrobora lo dicho por los testigos protegidos.(LR)

“Así fue el blanqueo de fondos para la candidatura fujimorista”

Artículos relacionados