fbpx

Keiko Fujimori votó a favor de pagar sobreprecio a Odebrecht

Siendo congresista, en el 2008, la presidenta de Fuerza Popular apoyó a constructora brasileña que luego le hizo millonario aporte. En audiencia, fiscal revela que cuñado de magistrado del TC José Luis Sardón fue un falso aportante de FP.

El fiscal José Domingo Pérez atacó el pasado del fujimorismo y sus vínculos oscuros en el sistema judicial, en el primer día de las audiencias que permitirán al juez Víctor Zúñiga Urday decidir si vuelve a imponer prisión preventiva a Keiko Fujimori.

Zúñiga, a cargo del 4º Juzgado de Investigación Preparatoria, lo escuchó con atención, le pidió precisiones y en un par de ocasiones puso freno a su desmesurado entusiasmo. La abogada defensora, Giulliana Loza, intentó frustrar la audiencia con un pedido de última hora, al amparo del fallo del TC, pero el juez le dijo que ya era muy tarde y dio inicio al debate.
En cinco horas de audiencia, Pérez describió los elementos que lo llevan a sostener que Keiko Fujimori encabeza una organización criminal infiltrada en Fuerza Popular, con el objetivo de capturar el poder para cometer delitos de lavado de activos y actos de corrupción.

Votó por Odebrecht

“No podemos juzgar el presente si no vemos el pasado”, señaló el fiscal, citando a la Comisión de la Verdad. En los años 90, el fujimorismo copó el Poder Judicial, el Ministerio Público y el Congreso para encubrir sus delitos, recordó el fiscal. Lo mismo haría hoy Keiko Fujimori, señaló.

Añadió que el 2008, siendo congresista, Fujimori votó por aprobar un informe que archivó una investigación a Odebrecht y, al contrario, justificó el pago del sobreprecio en la construcción de la Interoceánica, que de costo inicial de US$ 850 millones pasó a US$ 1.350 millones y terminó en US$ 2 mil millones.

“Keiko Fujimori votó a favor de una empresa que después hizo un aporte millonario a su campaña, lo que demuestra que sabía que recibía dinero de la corrupción”, dijo el fiscal.

Pérez también recordó el pasado del principal asesor en la sombra de Fujimori y Fuerza Popular, Vicente Silva Checa. “Este personaje recibió dinero de Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos para comprar Cable Canal de Noticias”, apuntó.

Pérez añadió que, al igual que en los años 90, Keiko Fujimori buscó influir en el Poder Judicial, vía el hoy prófugo exmagistrado de la Corte Suprema César Hinostroza y en el Ministerio Público a través del fiscal supremo y ex fiscal de la Nación Pedro Gonzalo Chávarry.

Fiscal José Domingo Pérez es el encargado de investigar a Keiko Fujimori. Foto: John Reyes / La República.
El cuñado de Sardón
En otro momento, el fiscal Pérez informó que el magistrado del Tribunal Constitucional, y uno de los que votaron por anular la prisión preventiva impuesta a Keiko Fujimori, José Luis Sardón, es cuñado de Javier Bisso López de Romaña, uno de los falsos aportantes –según la Fiscalía– de Fuerza Popular.

De acuerdo con la versión de un testigo protegido, que sustenta la tesis de la Fiscalía, Bisso López de Romaña firmó un recibo como aportante en la campaña del 2011 de Fuerza Popular, pero en realidad solo prestó su nombre a pedido del empresario José Sam Yuen. Es decir, el cuñado de Sardón nunca vio el dinero físicamente, solo fue un falso aportante en la campaña.

«El magistrado que votó a favor de que se invaliden los elementos de convicción de la Fiscalía tenía relación de parentesco con un falso aportante», remató Pérez.

En otro momento, Pérez agregó que las declaraciones de los empresarios Dionisio Romero, Vito Rodríguez y Enrique Gubbins muestran que Keiko Fujimori mintió cuando dijo que el dinero para la campaña provino de cocteles y rifas.

Las audiencias continuarán el martes 31 de diciembre del 2019 y el jueves 2 de enero del 2020. El juez Zúñiga mostró su inquietud por la larga exposición del fiscal, que él mismo provocó, pues en la audiencia anterior no puso límites de tiempo a los alegatos, le recordaron el fiscal y la defensa.

En esta primera audiencia, Pérez ha justificado la gravedad de los delitos; falta definir por qué requiere la prisión preventiva y escuchar los alegatos de la defensa.

“Yo no puedo saber todo lo que hacen mis cuñados. En mi familia –como en muchas otras familias peruanas–, hay quienes simpatizan y hay quienes detestan al fujimorismo. Ello no incide en mi afecto por ellos, ni menos en mi trabajo jurisdiccional”, respondió el magistrado Luis Sardón en su cuenta en la red Twitter.

“Es un tema que revela un grave conflicto de interés que en su momento debió ser oportunamente informado al pleno del TC”, afirmó el fiscal superior coordinador Rafael Vela. Añadió que el avance de la investigación ha puesto en evidencia las mentiras de Keiko Fujimori, que ahora admite que recibió dinero y no informó a la ONPE.

Artículos relacionados