fbpx

Odebrecht pagó $ 1 millón para filtrar datos de licitación del Gasoducto Sur

Exejecutivo de GDF Suez confesó al Equipo Especial haber recibido soborno de medio millón a cambio de revelar el rango de costos que su empresa iba a proponer en la licitación del proyecto Gasoducto Sur Peruano.

El último 28 de noviembre el exlíder de la empresa eléctrica francesa GDF Suez Manlio Alessi confesó ante el Equipo Especial haber recibido 500 mil dólares de la constructora brasileña Odebrecht por revelar el monto que iba a destinar el consorcio, en la que se encontraba su empresa, a la licitación del proyecto Gasoducto Sur Peruano.

Días previos a la licitación del 24 de junio del 2014, Odebrecht intentó negociar la fusión con el consorcio de la empresa francesa sin embargo se frustró, según las informaciones del semanario Hildebrandt.

Ante ello, la constructora brasileña recurrió a otra estrategia. Contactaron a un funcionario de la competencia GDF Suez para que filtrara, a cambio de un alto soborno, la oferta económica que su consorcio iba a presentar en el concurso público.

El intermediario del pacto fue Juan Brignardello, exgerente de Rímac Seguros y amigo cercano a Manlio Alessi. 6 días antes de la licitación invitó a almorzar a su casa a los dos líderes de los consorcios en competencia, su amigo cercano Manlio Alessi y Jorge Barata, con quien ya había trabajado antes bajo este mismo mecanismo.

Manlio Alessio aseguró a la Fiscalía dar su “confesión sincera” para empezar a relatar el almuerzo en el que se encontró con el representante de Odebrecht Jorge Barata ante la fiscal Patricia Castañeda Severino, adjunta de despacho de la fiscal Geovanna Mori.

“Primero hablamos de cosas genéricas, que no tenían nada que ver con el proyecto. Yo hablé de la frustración sobre la fusión de los dos consorcios porque, como GDF Suez, sí estábamos convencidos de que hubiera sido una muy buena cosa. Segundo, le pregunté a Barata si después de la firma del contrato de concesión, independientemente de quien gane la licitación, se abría una posibilidad de revivir esa fusión. Barata me contestó que lo veía difícil pero no imposible», manifestó Alessi.

Luego de ello, Alessi contó que dejó solos a Brignardello y a Barata. En la tarde su amigo lo llamó para citarlo en el Swissotel de San Isidro. “En la tarde me llama el señor Brignardello para tener una reunión solo los dos y me convocó en un hotel de San Isidro. Creo que fue el Swissotel. En esta reunión él me pidió si yo podía dar el precio que nuestro consorcio iba a proponer. Me dijo eso porque al parece Barata le solicitó esa información. Yo le contesté que no podía dar el precio y que lo único que podía dar era un rango de precio. él me dijo que trata de darle el rango y vería qué es lo que puede negociar con Barata”, expresó Alessi.

Luego narró que fue a su casa para revisar los documentos del proyecto para que en la tarde vuelva a encontrarse con Brignardello “le di un rango de manera verbal, de siete mil a siete mil quinientos millones de dólares”, afirmó.

El consorcio de Suez no se llego a presentar a la licitación porque fue descalificado por Proinversión, ya que no aceptaron que 10 minutos antes del concurso la empresa francesa redujera su participación en el consorcio de 25 % a 2 %.

El consorcio integrado por Odebrecht y Enagás entabló una oferta de $ 7,328′654′001 para la licitación y a pesar de ser descalificados, cumplió el trato y pagó un millón de dólares para Brignardello y Alessi.

“A principios de julio del 2014, a los pocos días de la licitación, él me citó para informarme que por haber entregado un rango de precios a Odebrecht había conseguido un millón de dólares, de los cuales quería compartir conmigo la mitad. Le dije que lo iba a pensar y en días posteriores le dije que sí aceptaba que se comparta ese dinero conmigo”, dijo Alessi.

La ruta del dinero
El empresario Alessi dijo que Brignardello había recibio 500 mil dólares a través de la empresa Chirag Grand Power Corp, una compañía registrada en Panamá por la firma de abogados Mossack Fonseca. “En noviembre del 2014 me llamó para decirme que había recibido los primeros 500 mil dólares, del millón de dólares pagados por la empresa Odebrecht en el banco Santander de su compañía, en una empresa Grand Chirag. Brignardello me preguntó si podía disponer de estos fondos y que esperaría el siguiente pago. Yo le dije que sí. Entonces cobraría el segundo pago”, sustentó.

La oficina donde se pagaban los sobornos era el Departamento de Operaciones Estructuradas. Ahí aparecía el pago de 500 mi dólares a la empresa Chirag Grand Power Corp entregada por el codinome french, quien resulto ser Juan Brignardello, según testimonios de Barata.

Asimismo, el empresario Alessi detalló que recibió el soborno a través de cuentas de paraísos fiscales. “En julio 2015 me informó que llegó el segundo pago en la cuenta del Banco Chirag. Le indiqué que, como en esos momentos estaba meditando mi salida de Suez, necesitaría de esos fondos. Salí de Suez el 30 de abril del 2016 y me independicé y le pregunté a Brignardello si me podía pagar. Él me pagó en julio del 2016, 250 mil dólares, pero no de la cuenta de Grand Chirag sino de una cuenta que tenía dicha empresa en el Atlentic Security Bank”, justificó.

A ello agregó que lo mismo hizo con los otros 250 mil dólares, los cuales se los mandó a la cuenta de una compañía suya con sede en Panamá, Garabato Property.(LR)

Artículos relacionados