Pugnas no cesan en la comisión que dirige Bartra

Los 70 que votaron a favor de la cuestion de confianza se siguen resistiendo resistiéndose a hacer cambios en la Constitución.

Hay un sector del fujimorismo que todavía respira por la herida: “Yo no creo ni en plazos ni en formas”. Declaración de Luis Galarreta, en alusión a su voto en minoría contra la cuestión de confianza. “Yo creo que no hay ninguna necesidad de tocar nuestra Constitución”. Frase de Tamar Arimborgo.

Con todo, la Comisión de Constitución inició ayer el debate de uno de los seis proyectos de reforma política del presidente Martín Vizcarra: el impedimento para postular a cargos de elección popular de las personas condenadas por delitos dolosos en primera instancia.

Hubo en líneas generales voluntad de los parlamentarios de las distintas bancadas para avanzar con esta reforma. No en vano, Rosa Bartra lo agendó como primer tema. Las siguientes reformas son las que más resistencia podrían generar en el Parlamento.

De hecho, ayer mismo Bartra ya había compartido un borrador de dictamen, recogiendo la propuesta íntegra de Vizcarra, pero no hubo votación, debido a la presencia del ministro de Justicia, Vicente Zeballos, quien fue invitado para sustentar la propuesta.

Constitucionalidad
Dos fueron los ejes del debate, en torno al proyecto de reforma constitucional Nº 4190 de Vizcarra. Por un lado, hay quienes advierten la eventual colisión del impedimento para postular de los condenados en primera instancia con el principio fundamental de la presunción de inocencia. Gilbert Violeta fue uno de los que más pusieron énfasis en esta advertencia.

Al respecto, la abogada constitucionalista Milagros Campos, integrante de la Comisión de Alto Nivel para la Reforma Política, recordó que el tema ya ha sido explicado en el mismo proyecto de Vizcarra, en la parte argumentativa. Es decir, el principio de la presunción de inocencia “es una garantía procesal, propia del ámbito penal”.

Por otro lado, hubo voces como la del congresista Víctor García Belaunde y del fujimorista Mario Mantilla, que planteaban que la reforma propuesta por el gobierno solo debería plasmarse en una modificación legal, mas no a través de una reforma constitucional.

Como para no dejar dudas, en el marco de la cuestión de confianza, el ministro Vicente Zeballos apuntó: “Consideramos que es necesario una reforma constitucional, como una perspectiva garantista”. El objetivo es establecer un filtro que no sea modificado fácilmente luego por el Parlamento.

El ministro Zeballos agregó casi al término de la sesión que el gobierno aceptará eventuales ajustes al proyecto. “El debate, como corresponde, seguramente va a propiciar una revisión, alguna corrección; es su derecho”, apuntó.

Así las cosas, el martes próximo el grupo de Constitución podría aprobar la reforma más viable. Quedarían las más complicadas como aquella sobre la inmunidad parlamentaria.

Agenda
Al voto. La presidenta de la Comisión de Constitución, Rosa Bartra, adelantó que el martes presentará un predictamen y no se descarta que ese día se vote en este grupo el primero de los seis proyectos.

Otro borrador. Bartra ya había compartido ayer un primer borrador de dictamen, donde básicamente recogía de manera íntegra la propuesta del Ejecutivo. Para el martes podría haber cambios.(lr)

Artículos relacionados