Salaverry no renovó contrato a 100 trabajadores fujimoristas

El presidente del Congreso de la República, decidió no renovar los contratos del personal del Congreso. Los 100 trabajadores retirados tienen militancia de Fuerza Popular.

El pasado jueves 31, el vicepresidente del Congreso, Segundo Tapia, envió un documento a Oficialía Mayor para renovar los contratos del personal que vencían ese día, a raíz de la medida del presidente legislativo Daniel Salaverry para no contar con este grupo de trabajadores.

Parte del personal del Parlamento es de Fuerza Popular, según indicó El diario el Comercio, sosteniendo que 100 de los 130 empleados públicos no renovados forman parte del partido naranja y que fueron contratados durante la presidencia de Luz Salgado y Luis Galarreta.

Entre los trabajadores se encuentra Marco Antonio Pacheco Quispe, quien tiene el cargo de Secretario Nacional de Juventud de la organización política y laboraba como técnico en la Oficina de Participación y Enlace con el Ciudadano desde agosto del 2016 hasta el jueves último, ganando un regularmente un sueldo de 2 471.93 soles.

Fue el propio Pacheco Quispe, quien a través de su cuenta en redes sociales, escribió que “hace instantes recibí la noticia que desde la presidencia del Congreso se decidió no renovarme el contrato a mí y otros compañeros de trabajo”. Se conocía desde junio del 2018 que este joven de Fuerza Popular daba retweet a las publicaciones de otros personajes fujimoristas que atacan a opositores del partido naranja, así como elogios a su organización política.

En la lista también se encuentra Rosangella Andrea Barbarán Reyes, quien tenía el cargo de técnica del Área de Participación, Atención y Educación Ciudadana. A través de sus redes sociales, Barbarán Reyes expresó que “el presidente del Congreso decidió no contar más con el equipo que logró que Parlamento Joven viajara a todas las regiones del país sin excepción”.

La idea desde la presidencia del Parlamento es la identificación de los empleados que aprovechan sus horarios de trabajo para dar opiniones a favor su partido, Fuerza Popular, y atacar, en algunos casos con perfiles falsos, a los opositores del fujimorismo.

Artículos relacionados