Yoshiyama se puso a disposición de justicia tras su llegada al Perú

Exdirigente es acusado de haber recibido 500 mil dólares de Odebrecht para la campaña de Keiko Fujimori en el 2011.

Luego de permanecer más de cuatro meses en Estados Unidos por temas de salud, el exdirigente fujimorista Jaime Yoshiyama Tanaka retornó anoche a Lima para someterse a la justicia.

Yoshiyama, quien se desempeñó como secretario general de Fuerza 2011, llegó acompañado por su abogado Humberto Abanto. Este último había adelantado tal retorno en enero e incluso había adelantado que si no se concretaba el regreso, iba a dejar su defensa legal.

El 23 de noviembre del 2018, el juez Richard Concepción Carhuancho dictó 36 meses de prisión preventiva contra Yoshiyama Tanaka. Antes, en octubre, el magistrado también había dispuesto la prisión preliminar.

Según la hipótesis del Equipo Especial para el caso Lava Jato, Yoshiyama habría tenido un papel clave en el proceso de lavado de dinero proveniente de la Caja 2 de Odebrecht.

En el primer trimestre del 2018, Jorge Barata fue interrogado en Brasil por el fiscal José Domingo Pérez Gómez. Fue entonces que reveló la entrega de 500 mil dólares a Jaime Yoshiyama en el 2011 para la campaña presidencial de Keiko Fujimori.

Barata precisó que en total la constructora de Brasil aportó la suma de 1 millón 200 mil dólares para la campaña de Fuerza 2011. Entonces, el otro monto de 500 mil dólares fue entregado al exministro Augusto Bedoya y el saldo de los 200 mil dólares llegó a la Confiep, gremio que usó el dinero para promover una campaña en contra de Ollanta Humala.

Durante la investigación del Ministerio Público quedó en evidencia que el dinero de Odebrecht fue infiltrado en la organización política a través de una red de falsos aportantes, contando para tal fin con la participación de Jorge Yoshiyama, sobrino del ex dirigente y también inmerso en el proceso.

Sobre la marcha, Jaime Yoshiyama inventó la versión de que el empresario Juan Rassmuss Echecopar hizo aportes en el 2011 en secreto hasta por 800 mil dólares. Esta persona ya ha fallecido.

Tras regresar a Lima, Jaime Yoshiyama fue detenido de inmediato en el aeropuerto Jorge Chávez. De inmediato fue trasladado a la sede de Requisitorias de la Policía Nacional. El Instituto Nacional Penitenciario también tendrá que determinar a qué penal será trasladado el exdirigente fujimorista.

La clave
– Descarta colaboración eficaz. A su arribo a Lima junto con Yoshiyama, el abogado Humberto Abanto descartó que el exsecretario general de Fuerza 2011 vaya a asumir la condición de colaborador eficaz. “Una persona inocente no puede acogerse a la colaboración eficaz”, apuntó.

Artículos relacionados