Zoraida Ávalos prepara cambios en la Fiscalía de la Nación

La titular del Ministerio Público pidió a todos los funcionarios poner sus cargos a disposición.

Exigir resultados para que se cumplan los plazos, pero sin entrometerse en las investigaciones. Esta es la política de gestión que anuncia la nueva fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos.

Para ello ha ofrecido el apoyo logístico y el respaldo institucional no solo a las investigaciones del caso “Lava Jato” y “Los Cuellos Blancos del Puerto”, sino a todos los fiscales que investigan casos de corrupción.

Si bien la prioridad son los casos que ve el Equipo Especial que comanda el fiscal superior Rafael Vela  y las fiscales de crimen organizado del Callao, Rocío Sánchez y Sandra Castro, ha anunciado que no se dejará atender al resto de las fiscalías.

Otra área a la que ha dado todo su respaldo es la nueva Fiscalía Suprema para casos de Corrupción de Funcionarios, que dirige el fiscal Jesús Fernández, que investiga a los exintegrantes del desactivado Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) y al destituido juez supremo César Hinostroza.

La fiscal también prevé formar un equipo técnico especial para escuchar las más de 22 mil grabaciones pendientes de los CNMaudios y “Los Cuellos Blancos del Puerto”, que permita identificar y sancionar a otros magistrados vinculados a esta red de influencia.

Plazos
Con el fin de evitar que los procesos se prolonguen por mucho tiempo, Ávalos Rivera señaló que exigirá que se cumplan metas y se respeten los tiempos de los plazos procesales, pero sin entrometerse en las investigaciones en curso.

“Estoy convencida de que todos los peruanos tenemos derecho a conocer la verdad, tenemos derecho a conocer cuál fue la ruta del dinero en el caso Lava Jato”, ha precisado. Pero deja en claro que respetará la autonomía y peculiaridad de cada fiscal.

Zoraida Ávalos empezó ayer la transferencia de cargo del renunciante Pedro Gonzalo Chávarry con la recepción de los casos penales, que por mandato de la Ley ve directamente la Fiscalía de la Nación.

Aquellos casos, como las investigaciones vinculadas al exjuez supremo César Hinostroza, en las que el exfiscal Chávarry se había inhibido, continuarán a cargo del fiscal supremo Pablo Sánchez.

“Él ya tiene una línea de investigación definida y debe continuar a cargo de esos cargos”, declaró. La fiscal de la Nación asumirá los casos que veía Chávarry –como la presunta compra de votos para evitar la vacancia del expresidente Pedro Pablo Kuczynski–, y los nuevos que se presenten.

La doctora Ávalos también tiene que encargarse de evaluar a los responsables de las principales áreas del despacho de la Fiscalía de la Nación, vinculadas a los casos de corrupción.

Cambios
Esto es, el área de investigación de enriquecimiento ilícito de altos funcionarios públicos y la Unidad de Cooperación Judicial Internacional para definir si los ratifica o designa a nuevos integrantes.

El Equipo Especial de Lava Jato ha puesto una serie de reparos al trabajo del fiscal superior Alonso Peña Cabrera al frente de la Unidad de Cooperación Judicial, por lo que lo más probable es que se designe a otro responsable para terminar con los recelos de Rafael Vela Barba.

Esto deberá hacerlo pronto teniendo en cuenta que deben reprogramarse interrogatorios claves en Brasil, cuya coordinación pasa por la oficina de Peña Cabrera. Los interrogatorios previstos del 14 al 18 de enero se suspendieron tras la decisión de Chávarryde cambiar a los fiscales del Equipo Especial.

El secretario general de la Fiscalía de la Nación, Aldo León Patiño, renunció junto con Chávarry y es probable que también se designe a un nuevo gerente general del Ministerio Público.

Continúan las diligencias con normalidad
– El fiscal José Domingo Pérez, del Equipo Especial, y Sandra Castro, de las Fiscalía de Crimen Organizado del Callao, siguen con sus investigaciones, sin ningún afán triunfalista.

– Ayer Pérez sustentó ante el juez Richard Concepción Carhuanchoel pedido de comparecencia con impedimento para acercarse a los investigados y aportantes de Fuerza Popular para el abogado Arsenio Oré Guardia.

– La defensa de Oré Guardia, a cargo del abogado César Nakazaki, rechazó los cargos y dijo que los testigos se refieren a otros abogados, y no directamente a su defendido.

– La fiscal Sandra Castro continuó con la verificación de datos entregados por los testigos del caso “Los Cuellos Blancos del Puerto”, lo que el martes la llevó a la casa de Pedro Gonzalo Chávarry en La Molina y, ayer, al Estadio Nacional. Ambas diligencias fueron programadas varios días antes.(LR)

Artículos relacionados