Chimbote: Policía de Buenos Aires es denunciado por violencia familiar

Segundo Linorio Grandez Culqui, es acusado por su pareja, de agredir física y psicológicamente a su hijo de 08 años.

Un efectivo de la Policía Nacional, que labora en la Comisaria de Buenos Aires en Chimbote, fue denunciado por violencia física y psicológica en agravio de su menor hijo de 8 años, según reveló la madre del menor ante la Comisaría de Familia.

El mal efectivo de la comisaria Buenos Aires, habría comenzado a gritar a su hijo con calificativos de “bruto”, “idiota”, “burro”, “Bestia”, “Imbécil”, causando que el menor llore de manera desconsolada tras este maltrato.

Estos gritos alertaron a la madre del menor que se encontraba en la cocina atendiendo a sus otros dos hijos, por lo que al llegar a la sala observa que Segundo Linorio Grandez Culqui, le tira con un cubo de madera en la cabeza de su hijo, además de varias cachetadas en el rostro del menor.

La mujer al observar esto protege al menor e increpa directamente al efectivo policial, quien entre gritos le pide que no se meta, cogiendo una botella de agua lanzando el líquido contra el menor, para continuar insultándolo.

Rápidamente la mujer tomó a sus menores hijos y acudió hasta la comisaría de Buenos Aires, donde interpuso la denuncia contra Segundo Linorio Grandez Culqui, a quien acusó de agredir a su hijo desde que este tenía 5 años de edad.

Según la denuncia interpuesta por la madre del menor, identificada como Evelin Manrique López de 28 años, esta agresión con objeto contundente habría sucedido la noche del último martes, en la vivienda  ubicada en la urbanización Bellamar de Nuevo Chimbote, la misma que compartía con el efectivo policial, Segundo Linorio Grandez Culqui de 32 años de edad.

Tras la denuncia de la madre, efectivos de la comisaria de familia acudieron de inmediato hasta la vivienda, sin embargo el agresor ya había escapado del lugar. Se conoció también que tras la denuncia, el efectivo no acudió a laborar a la dependencia policial de Buenos Aires.

De acuerdo al informe del médico legista, el resultado arrojó huellas de lesiones traumáticas recientes ocasionadas por agente contundente duro, ordenando una atención facultativa de 2 días e incapacidad médico legal de 7 días.

La Fiscalía de Familia asumió las investigaciones del caso, dando cuenta al comando policial para que ayude con la ubicación del efectivo policial denunciado.

Artículos relacionados