Fiscal Karina Toledo Wong dejó en libertad a violadores de joven terramoza

No hay justicia: Libres bajo el argumento de que el hecho ocurrió en Nasca y no en Lima, donde fue sentada la denuncia.

Golpeó puertas, lloró… una y otra vez. Entregó pistas pero en vez de encontrar justicia se topó con la impunidad. La madrugada del jueves, L.E.D.Q. (25) fue abusada sexualmente en Nasca (Ica) por el chofer y el copiloto de un ómnibus de la empresa Internacional Palomino, donde trabajaba como terramoza.

Pese al temor que sentía, se armó de valor e hizo la denuncia en Lima. La Policía actuó con celeridad y detuvo a los presuntos autores de la violación. Sin embargo, pese a reconocer el delito, no pasaron ni cinco horas detenidos.

Daniel Pérez Fierro (40) y Marcelino Vicente Palacios Barja (44) fueron puestos en libertad por la titular de la 23 Fiscalía Provincial Penal de Lima, Karina Toledo Wong, bajo el argumento de que el hecho ocurrió en Nasca y no en Lima, donde fue sentada la denuncia.

La decisión de la representante del Ministerio Público despertó suspicacias, indignación y una polémica en diversos sectores de la sociedad.

Dopada y violada
El ataque sexual fue perpetrado al promediar las 3.00 a.m. en el bus de placa interna N° 765, el cual había partido de Arequipa la tarde del miércoles.

Las evidencias demostraron que el chofer y el copiloto habrían dopado a la joven tras ofrecerle un vaso de vino. Cuando ella despertó estaba sobre el cubículo del conductor. Había sido ultrajada.

Temiendo por su vida, L.E.D.Q. prefirió llegar a Lima para denunciar el caso en la comisaría de Apolo.

Fue sometida a un examen de medicina legal y un perito confirmó el delito. Con esa prueba, agentes de investigación criminal ubicaron y detuvieron a los dos acusados en el taller de mecánica de la empresa de transportes Internacional Palomino.

Ellos negaron la violación pero aceptaron haber tenido relaciones sexuales “consentidas” en el interior del bus.

¿Quién dice la verdad?
La tarde de ayer el jefe de la Región Policial Lima, general Gastón Rodríguez Limo, cuestionó que la fiscal Karina Toledo haya suspendido su diligencia bajo el argumento de que no le correspondía porque el delito fue cometido en Nasca, disponiendo así que los acusados quedaran en calidad de citados.

“Lo que ha hecho esta doctora es desproteger a una víctima de violación sexual”, indicó el oficial al advertir, además, que la magistrada se “lavó las manos” al borrar con liquid paper (corrector de textos) el sello y su firma.

Rodríguez dijo que la Policía es respetuosa de la independencia de poderes del Estado y lo que hace siempre es articular su accionar de la mejor forma con los fiscales. “Necesitamos articular todos los operadores de justicia y jugar el partido juntos”, puntualizó.

Poco antes, el Ministerio Público había informado que la 23° Fiscalía “en ningún momento dispuso ni firmó la libertad de los denunciados”. Por el contrario -dijo- se indicó a un suboficial que los denunciados y actuados sean transferidos a Nasca.

“A los detenidos no se les transfiere, se les pone a disposición”, subrayó Rodríguez Limo con tono de indignación.

La fiscal

-Decisión. Karina Toledo Wong, titular de la 23a Fiscalía Penal de Lima.

“No voy a bajar los brazos, se sabrá la verdad”
-“No voy a bajar los brazos, se va a saber la verdad”, aseguró la mamá de la terramoza , quien no paró de reclamar justicia. Se quejó por el trato recibido a su hija en la Fiscalía y pidió que se recapture al chofer y al copiloto para que sean castigados de acuerdo a ley. “Hace ocho días no veo a mi hija, por el amor de Dios, que no quede impune”, pidió.

-En tanto, el Ministerio de la Mujer ejercerá la defensa legal de la joven a quien acompañará hasta Nasca para continuar las diligencias.

-El ministro del Interior, Mauro Medina, dijo que cuando un “operador de justicia” falla o no hace bien su trabajo, se genera la impresión en la población de que ninguna institución está cumpliendo su labor.(LR)

Mostrar más

Artículos relacionados

Descartar